jueves, 3 de mayo de 2007

Terapia para diluir traumas


Voy a instistir con lo que comenté durante la inauguración de mi blog: dramatis urbe, y es sobre la dramaturgia como terapia.

Hay seres humanos que asi como poseen mecanismos de defenza que les permite huir o disfrazar ciertas cosas reprimidas, otras recurren a actividades para deshacerse del llamado stress se someten a terapias varias. Unas por voluntad propia y otras creo que inconscientemente.

Cuando comencé a escribir un poco antes de la adolescencia y luego cuando asumi la escritura como oficio en mi vida, no sabia lo que me esperaba. A veces la imagen de ver una obra propia montada en una sala parece tan lejana, pero ya un año mas tarde "Corazón Infiel" ya estaba rodando por ahi en la Casa del Artista. Y fué cuando mis amigas y yo nos unimos para formar la ya mencionada HORMIGA TEATRO... etc, etc.

Un buen día, que atravesaba una crisis emocional super fuerte, decidi escribir. No para ver esa obra en tablas solo por una manera de desahogar mis emociones. Escribí "Ayer soñé con Ivan", una obra que aun no he terminado y no se si termine y creo que no la leeran a menos que alguien me la robe y la publique luego de mi muerte. Además no creo que sea tan buena, tiene partes muy flojas como partes interesantes.

Marcela, sueña al menos una vez al mes con su ex novio Ivan. Pero estos sueños cada vez se vuelven mas recurrentes y esta atormentando la psiquis de Marcela. Esta comienza a confundir la realidad mezclando su vida y los sueños en una sola situación, hasta que desesperada recurre a miles de terapeutas que la estafan, hasta una máquina que se hace llamar "Terapeuta Virtual" la escucha y explota (cosa que en la vida real si existe y es lo mas absurdo que he visto por internet) AL final ella termina tomando Prozac , como tambien hacer un encuentro con Ivan en una disco citadina, pero no estoy muy segura al igual que el final. Queria un suicidio, pero no queria repetirme como con Adela, tampoco un final feliz... eso es para telenovelas y no es mi estilo. Quizá, si algún día la termine colocaré un final circular, en donde nada tiene solución y ella nunca termina de resolver su problema. (Como si suele pasar en la realidad). Escucho sugerencias.


Al final del camino, entendi mas lo que pasaba en mi cabeza y traté de curarme de tan reprimida relación. Todos estos sueños se fueron diluyendo y pues no gasté sino hojas y tinta escribiendo, me ahorre unos cuantos millones en psiquiatras cosa que fue mejor pues contarle a un extraño el cuento de mi vida y que me mire con cara de que no le importa y me estoy enrrollando la vida por tan poca cosa, me parece un fraude- con el respeto a Freud y todos sus secuaces-


A mi me funcionó, y les invito que lo hagan. Ahora estoy en otro proceso distinto: escribo sobre tres hechiceras que viven en cautiverio, en donde planteo una cruda relación de madre y dos hijas, en donde el mundo donde las aparciencias dominan una familia, asi como la libertad de vivir es totalmente reprimida. No se si les dice algo el título: "La Santa, la Bruja y la Justa"


Hasta la proxima vez

2 comentarios:

lya dijo...

Creo que para pretender psicologizar debe leerse mucho antes acerca del tema y sobre todo respetar los linderos profesionales afin de tener mayor credibilidad. Tanta ligereza pesa.

Neritza Pinillos M dijo...

Hola he estado merodeando por tus blogs y me parecen llenos de chispa y muy francos. De acuerdo respecto la escritura como terapia, aunque ya sabemos que da para más. Saludos y adelante!

certificado por
GuiaBlog
juegos flash
Unión de Bloggers Hispanos